Uncategorized
0
Arte para conectar con las personas

Hay tres grandes herramientas que están al alcance de cualquier empresa que desee hacer memorable y diferente un evento propio y que suelen ser ignoradas: el propósito, la interacción y el arte.

En StoryAngels creemos -quizá ingenuamente- que las empresas están formadas por personas. Y que nosotros sepamos, a la mayoría de las personas les gusta participar o formar parte de algo, que ese algo tenga significado y que sea emocionalmente estimulante.

Quizá creemos, por un exceso de higienismo empresarial, que las emociones no son bienvenidas en la oficina y que es mejor no tocar fibras sensibles, no sea que salte alguna lágrima o una risa fuera de lugar. Pero en plena enfocada en el talento y las personas, los factores más humanos son los más importantes.

Propósito

Todos tenemos un propósito en la vida. Llámese sueño, visión, ilusión, vocación, ambición, objetivo. Puede que lo tengamos presente y hagamos todo lo posible por realizarlo, puede que lo tengamos aparcado o escondido en un cajón. Puede, incluso, que lo hayamos enterrado en algun punto de nuestro timeline. Pero a poco que rasquemos emerge ese ‘y si…’ que nos remueve por dentro. ¿Y si pudiera hacer lo que deseo, realizarme, ser yo mismo o misma?

Creemos que las empresas, al estar hechas de personas, también son personas. Y que tienen por tanto un propósito, más allá de una función u objetivo comercial. No tener propósito significa carecer de visión, de norte, de idea o inspiración. Por tanto, recordar el propósito -o marcar uno nuevo- es conectar directamente con ese ego que busca dentro de cada uno de nosotros un sentido para nuestra vida.

Pasamos mucho tiempo en el entorno laboral, por lo que dotar de significado nuestro trabajo no solo es importante, es imprescindible.

Interacción

Cuando éramos niños, ¿acaso no bajábamos al patio con la intención de jugar en grupo? Incluso aquellos que éramos muy muy tímidos anhelábamos mezclarnos con los demás y compartir un balón o un salto a la comba. Participar está en nuestra naturaleza, aunque no siempre en las reglas del juego. Escatimamos la participación individual como si no fuera importante o fuera cuestión de lotería que valiera la pena.
Sin embargo, yo he visto en tantos y tanto eventos de esos llamados de ‘micro abierto’, donde se ofrece un espacio y un tiempo a cualquiera que desee compartir un escrito, una canción o unas palabras, que hay una verdadera hambre de participación. Lo único que detiene a las personas es la timidez o su sentido de la vergüenza, pero las ganas de salir y participar las tiene casi todo el mundo.

Por tanto, fomentar la participación -voluntaria- en un acontecimiento colectivo, es una apelación segura al deseo innato de compartir.

Arte

Antes de que el lector/la lectora piense que vamos a hablar de museos, lanzamos una pregunta: ¿os gusta la música? ¿y leer? Cuando hablamos de arte, hablamos de nuestros hábitos de consumo: aquello que consumimos para regalarnos nuestras dosis de emociones. Ya sea mediante la pintura, la danza, el teatro, el cine o las series de televisión, las distintas formas de arte son elementos conductores. Muchísima gente se sitúa en el lado del ‘receptor’, pero en verdad todos somos creadores. Pues bien, introducir el arte en la empresa es todavía minoritario pero empieza a ser tendencia. Y no hablamos del arte como consumo sino como fomento de nuestra actitud creativa.

Receta para un evento memorable

La próxima vez que planifiquéis un evento para vuestra empresa, aparte de llamar a StoryAgels para que os ayude, pensad en reunir estos tres ingredientes de los que hemos hablado.

Preguntaos por el propósito, no solo por el objetivo. Si el motivo es celebrar el fin de la temporada, el propósito puede formularse así: ¿por qué hacemos lo que hacemos? ¿dónde queremos llegar como equipo? ¿para quién lo hacemos? ¿Qué valor queremos fortalecer? Dad un propósito que aporte valor y significado al evento y éste adquirirá una riqueza mucho mayor de manera inmediata.

Añadid ahora el arte. En StoryAngels hemos organizado verdaderas coreografías multiartísticas: pintura, música, trapecio, poesía, danza… todo ello combinado para hablar del propósito antes mencionado. Es decir, tematizad artísticamente vuestra gala y estaréis nutriendo de emociones a vuestros colaboradores.

Finalmente, abrid las compuertas a la participación. ¿Qué tal si cada uno diera una palabra para formar entre todos una gran historia? ¿Y si lo que se pidiera es una foto, o un trazo de pincel en un mural? O salir y compartir el mejor momento vivido ese año; o salir y darle las gracias a alguien con quien no tengamos un trato cotidiano. Las personas somos animales comunicativos y si salimos -de manera gentil y bien cuidada- de nuestra zona de anonimato y nos expresamos, hacemos inmenso cualquier altavoz.

La próxima vez, cuéntalo con nosotros:
Los StoryAngels han venido para quedarse. Somos una agencia que surge de una etapa anterior. Ya servimos a los clientes, ya les dimos lo que nos pedían. Ahora queremos darles lo que nosotros queremos y nos gusta, lo que nos hace bien. Somos chefs narrativos capaces de convertir el evento de cada año, en el evento del año.

Your Comment
Your email address will not be published

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies